La Asociación de Estanqueros de Valencia os deja hoy el ‘Mapa del consumo de cajetillas de contrabando de tabaco en España: primer semestre de 2016’. A partir de los últimos estudios hechos públicos, especialmente los datos a partir de cajetillas vacías de la consultora Ipsos, se ha coloreado las diferentes comunidades autónomas españolas en función del porcentaje de consumo de tabaco de contrabando.

Durante los primeros seis meses de 2016, el tabaco ilícito que se ha consumido en nuestro país representa el 8,2% del mercado de cigarrillos. Este dato es positivo si lo comparamos con el que teníamos hace un año puesto que se ha producido un descenso de 2,4 puntos. Este descenso se puede atribuir a varios motivos: por un lado, el gran trabajo que realizan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, junto al Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria. También se apunta como explicación la estabilidad fiscal que ha hecho que los precios de las cajetillas no hayan subido en exceso desde 2013.

No obstante, también se pone de relieve otra explicación menos optimista: el considerable aumento de la venta de tabaco picado ilegal  a través de internet y que no se contabiliza en el estudio realizado por Ipsos. Las numerosas aprehensiones que se han venido realizando en los últimos meses nos muestran que este fenómeno está muy desarrollado en nuestro país. Las 108 toneladas incautadas en Valencia y Badajoz hace unos días sólo nos insinúan la importancia de este problema.

En el ‘Mapa del Contrabando’ que se presenta aquí, los colores diferencian las Comunidades en función de la penetración del consumo ilegal. Sólo Andalucía supera el 25% de contrabando. En otras tres comunidades (Cataluña, Extremadura y Madrid) el consumo de cajetillas ilegales supera el 5% del total.

En este sentido hay que alegrarse por el caso extremeño: en sólo 6 meses el descenso de cajetillas de contrabando ha sido de más de 25 puntos. En 2015 se consumía el 31,9% de tabaco ilícito y actualmente es el 6,2%. No obstante, estas cifras tienen otra lectura. Extremadura, como también pasa en Castilla La Mancha (con un descenso de 11,5 puntos), ha experimentado un caída tan pronunciada que todo parece indicar que se ha producido un trasvase del contrabando de cajetillas hacia el tabaco picado.

La Comunidad Valenciana se sitúa en el quinto lugar de España en consumo ilícito. Los paquetes ilegales suponen el 4,8% del total consumido por los valencianos, con un descenso del 0,3 respecto al 2015. Otras cuatro comunidades (País Vasco, Murcia, Asturias y Navarra) consumen entre un 3% y un 5% de tabaco ilícito. Por debajo del 3% están el resto de autonomías españolas. No se presentan los datos de las dos comunidades isleñas.

Para más información, se puede PINCHAR AQUÍ.