Fiscalidad de las labores del tabaco

Inicio/Legislación/Fiscalidad de las labores del tabaco
Fiscalidad de las labores del tabaco 2017-04-07T18:01:43+00:00

Los siguientes datos se basan en el Real Decreto Ley 3/2016 de 2 de diciembre. Los Impuestos Especiales (IE) que afectan al tabaco se trata de impuestos indirectos y armonizados (existe una directiva europea que deben aplicar todos los países miembros).

Los IE existen para gravar productos que causan un perjuicio a la sociedad. Por eso se aplican al tabaco, a los hidrocarburos y al alcohol.

La última directiva europea distingue las maneras como se puede aplicar los impuestos sobre los productos del tabaco. Se utilizará una de estas dos fórmulas. Las marcas pagarán:

  1. Un impuesto según una ESTRUCTURA. Esta estructura tiene una parte ad valorem (el impuesto es un porcentaje del PVP marcado) a la que se suma un componente específico (se paga una cantidad fija por unidad de producto: 1.000 cajetillas, 1.000 cigarros o 1.000 gramos de picadura).
  2. O un impuesto MÍNIMO. Es la cantidad que, como mínimo, tendrá que pagar cualquier marca. En España, además, existe desde el 2012 lo que se conoce como DOBLE MÍNIMO o mínimo incrementado. Este impuesto de mínimo incrementado sólo se aplica cuando un fabricante decide poner un PVP por debajo del mínimo establecido por el Real Decreto. Ese PVP mínimo, en una cajetilla de 20 cigarrillos, está actualmente en 3,92 €. Cualquier marca que decida vender por debajo de ese PVP, deberá pagar el impuesto de doble mínimo que comentábamos. Y ese impuesto incrementado supone 2,82 €.

Ponemos un ejemplo: una nueva marca de cigarrillos sale al mercado con un PVP de 3,85 €. Por ello, deberá pagar un impuesto de mínimo incrementado (doble mínimo) de 2,82 €. Si sumamos el 21% de IVA nos resultará la siguiente cuenta: 2,82 (doble mínimo) + 0,67 (IVA)= 3,49 € en impuestos. Al fabricante le quedará 0,36 € para mantener el resto de la cadena de valor: comisión de los estanqueros, distribución, pago a los productores, margen del propio fabricante… Rocío Ingelmo comentó que “en España actualmente no hay ninguna marca de cigarrillos que esté por debajo de 3,95 €”. Es normal puesto que resultaría inviable mantener ese precio a largo plazo.

En el siguiente cuadro se explica bastante bien la fiscalidad que afecta a los diferentes productos del tabaco en España tras la última modificación del Gobierno.

Tabla de la fiscalidad de los productos del tabaco en España

Tabla de la fiscalidad de los productos del tabaco en España (fuente Altadis)

Siguiendo el cuadro, el PRECIO UMBRAL es el PVP por encima del cual las marcas tienen que pagar según ESTRUCTURA. En cambio, el PRECIO IMPACTO es el PVP por debajo del cual las marcas deben pagar el doble mínimo. Como se observa, existe un impuesto diferente para cada una de las cuatro labores del tabaco.

  1. A los cigarrillos se les aplica una composición mixta (todos los países de la UE están obligados a aplicarla).

– O pagan impuesto siguiendo ESTRUCTURA: ad valorem, que es el 51% del PVP + específico, que es 24,70 € por cada 1.000 cigarrillos (0,49 € por cajetilla de 20).

– O pagan el impuesto MÍNIMO (que es 131,50 € por cada 1.000 cigarrillos). Según esta distribución, en España cuando una cajetilla tiene un PVP por encima de los 4,19 €, paga impuestos siguiendo ESTRUCTURA (ad valorem + específico). Esos 4,19 € son los que se definen como PRECIO UMBRAL. Si el PVP de la cajetilla está por debajo de los 4,19 € pagará el impuesto mínimo fijado actualmente en 2,63 € (así, a una marca de 4,10 € le quedará 1,47 € para mantener toda la cadena de valor).

Las marcas más baratas tienen una carga fiscal más alta que las marcas más caras. Ejemplos: la carga fiscal sobre un paquete de 4,10 € es del 81,30%. La carga fiscal sobre un paquete de 4,95 € es del 78,20%.

  1. Sobre la picadura de liar, el impuesto en España también tiene una composición mixta (la UE en este tipo de labor da libertad a los estados miembros). Por tanto:

– O paga según ESTRUCTURA (ad valorem del 41,5% del PVP + específico de 23,50 € por cada 1.000 gramos).

– O paga según el impuesto MÍNIMO (98,75 € por 1.000 gramos o 2,96 € por 30 gr.).

En picadura de liar también existe un PVP mínimo de  165,00 € el kilo por debajo del cual el fabricante deberá pagar el doble mínimo. Ese PVP mínimo, si lo envasamos en paquetes de 30 gr., supone un precio de 4,95 €. Hay que añadir que la mayoría de marcas de picadura de liar pagan el impuesto mínimo. El PRECIO UMBRAL en el caso de las picaduras de liar es 5,44 € en paquete de 30gr. Sólo pagan siguiendo estructura (ad valorem + específico) las marcas cuyo PVP por cada 30 gr. es superior a esos 5,44 € (ej: Golden Virgina, Cutters Choice…).

  1. Sobre los cigarros y cigarritos, el impuesto en España paga:

– O un impuesto AD VALOREM del 15,80% si los cigarros tienen un PVP superior a 262,66 € por cada 1.000 puros. Es decir, que el precio por cada puro o purito sea mayor de 0,26 €.

– O un impuesto MÍNIMO de 41,50 € por 1.000 cigarros para los que tengan un PVP inferior a 0,26 € por unidad. En el caso de los puros existen bastantes marcas que SÍ pagan el doble mínimo puesto que han establecido un PVP inferior a 0,22 € por cigarro, que sería el PRECIO IMPACTO (ej: Braniff, Jockey, BullBrand). Estas marcas pagan, por ello, un impuesto mínimo incrementado de 44,50 € por 1.000 cigarros. Por ejemplo: un paquete de 10 puritos de 1,30 € paga unos impuestos totales de 0,68 € (0,45 por el doble mínimo + 0,23 por el IVA).

  1. Los otros productos del tabaco pagan:

– O un impuesto AD VALOREM del 28,40% si el producto tiene un precio superior a 77,46 € por 1.000 unidades. Un buen ejemplo es el nuevo tabaco que se calienta de Philip Morris: este producto tiene un PVP de 4,95 € y paga de impuestos totales 2,27 € (1,41 de ad valorem + 0,86 de IVA).

– O un impuesto MÍNIMO de 22,00 € por cada 1.000 unidades si el PVP es inferior a 0,08 € por unidad o gramo.

La carga fiscal de los cigarrillos supone casi un 79%, frente al 56% de la carga fiscal que tienen los hidrocarburos o el 54% que presenta el alcohol. Además, los productos del tabaco representan la quinta fuente de ingresos de España, mientras que los impuestos sobre los hidrocarburos suponen la cuarta fuente de ingresos del estado.

España se sitúa en la posición quince de los 28 estados miembros de la UE en cuanto a la carga fiscal de los cigarrillos, con un 78,80%. Luxemburgo es el país con menos carga fiscal, un 71,8%, y Finlandia el que más grava a los cigarrillos, con un 86%.

Carga fiscal de los cigarrillos en los países de la UE

Carga fiscal de los cigarrillos en los países de la UE (fuente Altadis)